Termalismo

Termalismo

Las termas son recintos públicos destinados a baños típicos de la civilización romana. En las antiguas villas romanas los baños se llamaban balnea o balneum y si eran públicos thermae o therma.

Las termas romanas eran baños públicos con estancias reservadas para actividades gimnásticas y lúdicas. También eran considerados lugares de reunión y a ellos acudía la gente que no podía permitirse tener uno en su casa, como los plebeyos o los esclavos. A veces los emperadores o los patricios concedían baños gratis para el resto de la población.

Hoy en días son conocido por los tratamientos enfocados al tratamiento de patologías o por simplemente destinados a la relajación y al placer corporal.

Beneficios

  • El calor acelera las funciones metabólicas, aumentando la respiración, la frecuencia cardiaca y estimulando por tanto el sistema nervioso y hormonal.

  • El vapor produce una equilibrada dilatación de los poros, que elimina toxinas e impurezas.

  • Al dilatarse los poros y entrar el vapor de agua se produce una limpieza de la piel, quedando suave.

  • Al humidificarse las vías aéreas se produce un efecto expectorante, útil en situaciones de resfriado, tos, sinusitis y otras afecciones del sistema respiratorio.

  • El sistema cardiorrespiratorio aumenta su capacidad de intercambio de oxígeno y ventilación, produciéndose beneficios en los procesos de recuperación de esfuerzo.

    Influye en la limpieza de los genitales femeninos y alivia los síntomas de la menstruación por la acción del calor.

  • Indicado para adolescentes con problemas de acné al limpiar los poros en profundidad. También útil antes del afeitado al suavizar la piel.

  • Es menos estresante para el organismo que la sauna seca o finlandesa, tiena más efecto de relax, aunque al inicio hay que acostumbrarse a la sensación de agobio que produce el respirar aire tan saturado de vapor de agua.

  • Al igual que que la sauna seca se alterna con baños de agua fría y con la peculiaridad que también se suelen introducir sesiones de masaje, de ahí el efecto aún más relajante.

Precauciones:

prácticamente son las mismas que hay que tomar para la sauna finlandesa.

 

 

Interwell Spa S.L. ©2011. Cif: B-86951316 C/ Portugalete 21 . 28017 Madrid. Tel. +34 91 827 85 91 E-mail: info@interwellspa.com